Eduardo Urrestarazu Miñaur

Eduardo Urrestarazu Miñaur

¿Cómo llego al mundo del vino?

Vivo en La Rioja, principal región vinícola en España. Con anterioridad he trabajado en otros sectores de actividad como la Industria, Servicios, etc…Creo que llegar al mundo del vino era una cuestión de tiempo

Se acuerda de su primer contacto con el vino?

Sí, perfectamente. Cuando tenía unos 7 años de edad, mi abuelo nos llevó al monte a mí y a mis hermanos. Después de una caminata de dos horas y para reponer fuerzas para el camino de vuelta, paramos en un bar de pueblo en el que nos sirvieron unos bocadillos de chorizo frito. Mi abuelo pidió también vino y para nosotros gaseosa. Uno de mis hermanos mayores se quejó porque a nosotros no nos daban vino y mi abuelo, para tenernos tranquilos, echó apenas unas gotas de vino en nuestra gaseosa, cambiando el color a un rosado pálido. Nos quedamos fascinados por aquel cambio, sin duda, aquello no añadiría mas que unas pocas décimas de grado de alcohol a la gaseosa, pero nos hizo sentir muy adultos e “importantes”. Resultado: aquello nos supo mucho más rico que la gaseosa habitual y, envalentonados, hicimos el resto de la caminata mucho más contentos que a la ida (risas)

¿Hay algo en particular que le gustaría decirnos sobre su bodega, sobre sus vinos…?

Bodegas Franco españolas es una bodega de las históricas en La Rioja, con más de 125 años de historia, durante los cuales hemos pasado épocas de bonanza y periodos más difíciles, incluso guerras. Se trata de una Bodega familiar, propiedad de la familia Eguizábal. Nuestros vinos son clásicos y con personalidad. Nuestras principales marcas son Bordón y Diamante. En la actualidad estamos pasando un cambio generacional al frente de la Bodega, con un equipo renovado y muy ilusionado por el reto

¿Cómo conoció H&A?

Al poco de incorporarme a la Bodega ya tuve mi primer contacto con H&A para negociar un contrato de renting de nuevas barricas.

¿Qué es lo que aprecia de H&A?

Creo que H&A brinda un magnífico servicio a las Bodegas, no sólo por las facilidades de financiación que proporciona sino también por la gestión que hace del parque de barricas obsoleto lo cual nos simplifica la vida, pudiendo centrarnos en aquello que mejor sabemos hacer, nuestro vino. Por lo demás, el trato personal es excelente.